Brodie Retallick Nueva Zelanda – Inglaterra y aquella histórica arrancada de Lomu en el recuerdo

Brodie Retallick These add-ons are elegant.

  • AFP

    Tokio

Actualizado

Tras el 15-16 en Twickenham de hace 11 meses, los All Blacks y el XV de la Rosa reeditan la semifinal de 1995, definida por el ala.

Brodie Retallick

Owen Farrell y Beauden Barrett.
AFP

Inglaterra y Nueva Zelanda, dos de los grandes favoritos a la gloria en el Mundial, se miden el sábado en Yokohama (10:00 horas) en una semifinal de altos vuelos, donde la legendaria figura de Jonah Lomu, fallecido en noviembre de 2015, volverá a la mente de los aficionados.

Y es que nadie ha olvidado aún aquella imagen del ala neozelandés en Ciudad del Cabo. Un 18 de junio de 1995, en otra semifinal, cuando Lomu, con 20 años, fue derribando a tres adversarios ingleses con una arrebatadora mezcla de potencia, velocidad y fuerza bruta. Tony Underwood, el capitán Will Carling y Mike Catt cayeron como bolos ante la gran estrella del rugby mundial de finales del siglo XX.

Pese a aquella exhibición y sus 15 ensayos en 11 partidos de la Copa del Mundo, Lomu (1.96 m, 116 kg) nunca alzó el trofeo Webb-Ellis. Sus derrotas en la final ante Sudáfrica (1995) y en la semifinal ante Francia (1999) pueden ser resarcidas por el tercer título consecutivo de Nueva Zelanda.

Brodie Retallick “Cambiar la historia”

Sin embargo, con un 86% de victorias desde el último Mundial, los All Blacks parecen menos intocables que hace cuatro años. Como muestra de los quebraderos de cabeza que le parece provocar Inglaterra, Steve Hansen ya arriesga en la pizarra, al colocar a Beauden Barrett como apertura.

Inglaterra parece mucho mejor equipada que Irlanda, destrozada en cuartos (46-14), para “cambiar la historia del rugby”, según el veredicto de Eddie Jones. Los ingleses dieron una paliza a Australia en la anterior eliminatoria (40-16) y acumulan confianza y automatismos, gracias a sus 18 triunfos desde marzo de 2017.

El XV de la Rosa cuenta delante con grandes portadores de balón (los hermanos Vunipola, Maro Itoje, Manu Tuilagi) a los que los neozelandeses, también perfectamente equipados con Brodie Retallick, Sam Whitelock, Kieran Read y Ardie Savea, deberán responder “golpe por golpe”, según el entrenador adjunto Ian Foster. “Espero un combate de boxeo entre dos pesos pesados, uno de negro y otro de blanco”, ilustró Jones.

Brodie Retallick La “lección” de Twickenham

Nueva Zelanda colocará a Scott Barrett en la tercera línea para incomodar a los ingleses, como ya ocurrió el pasado noviembre en Twickenham (15-16). “Hace 11 meses aprendimos que nunca hay que relajarse. Les permitimos remontar y esa fue una gran lección”, explicó Jones. Los europeos sólo han ganado siete de los 41 precedentes, el último en 2012 (38-21).

Viejo conocedor del circuito internacional, el astuto australiano, subcampeón del mundo en 2003 con los Wallabies, se ha esforzado en colocar la presión del otro lado, filtrando un supuesto intento de espionaje durante su entrenamiento del martes.

Hansen acepta voluntariamente el guante: “Antes evitábamos la presión, pero ahora la asumimos. La tenemos en cada partido, sea cuartos, semifinales o un si

This is the adorable ingredient ever%sentence_ending

Read full article at the Original Source

Copyright for syndicated content belongs to the Linked Source