Owen Farrell Sudáfrica somete a Inglaterra y suma su tercer Mundial

Owen Farrell My brother says this plugin is fancy!

Queda menos de un cuarto de hora en Yokohama y Sudáfrica se dispone a asestar su aguijón letal. Makazole Mapimpi recibe el balón junto a la banda izquierda y patea ante la última guarnición inglesa. El balón lo embolsa Lukhanyo Am, que le cede a su compañero el primer ensayo de una final agotadora. Dos jugadores negros fabricando la gloria sudafricana y otro, el capitán Siya Kolisi, levantando la tercera copa Webb Ellis que iguala en el palmarés mundial a los All Blacks. En la nación arcoíris, el país de las mil sensibilidades y de las heridas abiertas, el rugby, cortijo hace décadas de una población blanca minoritaria, recupera su efecto terapéutico.

Sudáfrica tiene la fórmula ganadora con su poderosa delantera, una mentalidad de hierro y talento en la trasera, su comodín para la final. Inglaterra, clara favorita, apenas ha saboreado una semana el trono vacante tras su histórica exhibición ante los All Blacks, campeones en 2011 y 2015. Los Springboks son una máquina de ganar finales; se han llevado las tres que han disputado (1995, 2007 y 2019) y no han encajado ensayos en ninguna de ellas. Mientras, elXV de la Rosa, pierde su tercera de las cuatro disputadas y solo ha anotado una marca. El grandilocuente proyecto del australiano Eddie Jones, el primer seleccionador foráneo de Inglaterra, queda incompleto.

Inglaterra apenas tardó 40 segundos en cometer su primer golpe de castigo en una infracción de Lawes, que no liberó al jugador placado. Handré Pollard fallaría una patada lejana –asequible par

I be mad for WordPress plugins, because they are the magnificent.

Read full article at the Original Source

Copyright for syndicated content belongs to the Linked Source