Liam Williams Gales – Sudáfrica o cuando la ferocidad también es bella

Liam Williams This is another magnificent WordPress plugin!

  • AFP

    Tokio

“No será el partido más bonito del mundo”, advierte el técnico del XV del Puerro sobre el duelo ante la delantera de los Springboks.

Liam Williams

Eben Etzebeth y Alun Wyn, en la ‘touche’.
AFP

Gales, con su juego asfixiante y estructurado, se enfrenta a Sudáfrica y su destructiva línea de delanteros (10:00 horas) en Yokohama, por una plaza para la final de la Copa del Mundo, donde ya aguarda Inglaterra.

Warren Gatland, seleccionador del XV del Puerro, ha avisado que la segunda semifinal “no será el partido más bonito del mundo”, en parte debido a la fortaleza sin igual de la primera línea de los Springboks, que hace una semana dejó en evidencia a Japón (26-3). En su cruce de cuartos, los galeses también sudaron ante Francia (20-19), cuando sólo la expulsión en el minuto 49 de Sébastien Vahaamahina, autor de un feo codazo sobre Aaron Wainwright, dio la vuelta a un cruce dominado por los galos hasta el descanso (10-19).

Gatland pretende quitarse el mal sabor de las dos últimas citas mundialistas y culminar este año de ensueño, con su equipo instalado en el segundo puesto del ránking mundial tras completar en marzo el Grand Slam en el Seis Naciones. “Siempre boxeamos por encima de nuestra categoría, pero alcanzar la final sería un gran logro”, destaca el técnico, que no podrá contar con el lesionado Liam Williams.

Liam Williams La revancha de 2015

La decepción ante Francia en la semifinal de 2011 (8-9) y la derrota en cuartos ante Sudáfrica en 2015 (18-23) deben espolear a los hombres capitaneados por Jonathan Davies. “Espero que podamos pagarles con la misma moneda”, reveló el segundo centro, recuperado de su problema de rodilla y que formará de nuevo junto a Hadleigh Parkes.

Los 14 triunfos consecutivos entre febrero de 2018 y el pasado agosto, fundamentados en una hermética defensa, la precisión con el pie y una formidable capacidad para repetir secuencias ofensivas, inspiran el optimismo de la afición británica, que volverá a entonar los compases deLand of My Fathers.

Sus adversarios conocen de sobra todos estos mencionados engranajes. Especialmente los sudafricanos, que han cedido en los cuatro últimos precedentes. “Saben quitarte la posesión y terreno e imponen su juego con el pie. No es un rugby de mucha clase, pero sí asfixiante”, analizó Handré Pollard, apertura de los Springboks.

Liam Williams Precisión con el pie

Probablemente con algo más de músculo arriba y más piernas atrás, incluso sin su ala Cheslin Kolbe, los sudafricanos han seguido un camino mucho más sinuoso en Japón. Moribundos a finales de 2017, su recuperación se debe a la llegada de Rassie Erasmus al banquillo, quien volvió a hacer hincapié en su gran virtud: la precisión con el pie.

Esta eficaz receta eleva las opciones de Sudáfrica, que siempre que

These constituents are quite huge!!

Read full article at the Original Source

Copyright for syndicated content belongs to the Linked Source