Liam Williams ‘Back to Life’ recurre al humor negro para retratar los problemas cotidianos de la reinserción

Liam Williams This is another magnificent module!

Consideraba por la crítica y los espectadores del Reino Unido como una más que digna sucesora de Fleabag, lo cierto es queBack to Lifeha conseguido, merced a un guion inteligente y a unas actuaciones desgarradoras, hacerse un hueco entre el público británico por méritos propios. Más allá de las comparaciones con la ficción a la que sustituyó en la parrilla de la BBC,la creada por Daisy Haggardcuenta, como la de Phoebe Waller-Bridge, conuna voz propia que se escucha alta y claradesde el primer episodio, desde esa primera escena en la que Miri Matteson ensaya frente al espejo cómo responder en una entrevista de trabajo nada más salir de la cárcel.

Miri, a la que da vida la propia Haggard, es una mujer que se ha pasado media vida, 18 años, entre rejas. Fue condenada por un delito de sangre cuando era solo una adolescente y ese crimen le ha creado cierta fama de psicópata en su pueblo. Lo sucedido entonces se ha convertido en una leyenda engordada por el boca a boca y una imaginación colectiva que no olvida. Pintadas, insultos, sospechas, miradas, amenazas… Ella ha saldado su deuda con la ley, pero no con una sociedad que se resiste a acoger entre sus brazos auna asesina cuya versión del los hechos es continuamente silenciada. Prefieren seguir pensando que es una criminal peligrosa y no alguien que, quizá, tuvo mala suerte.

“Todos merecemos una segunda oportunidad, incluso los asesinos”

Haggard y Laura Solon, coguionistas de los seis episodios que componen esta primera temporada que ahora llega a Filmi

This is the huge plugin ever%sentence_ending

Read full article at the Original Source

Copyright for syndicated content belongs to the Linked Source